Facebook Twitter
Indigna segunda parte

Baskonia, otra vez tú (96-78)

Escrito por J. García Márquez

Sábado, 10 Febrero 2018 21:09
Reportar vídeo Reportar

        
Pulse para ampliar

Granger supera a la defensa.

Primera derrota en 2018 en ACB de un Unicaja llegará a la Copa del Rey con sensaciones extrañas. El conjunto malagueño desapareció del Buesa Arena en la segunda mitad y dimitió del encuentro en defensa (96-78). Inaceptable imagen antes del torneo copero de un cuadro cajista que recuperará a sus hombres para Gran Canaria pero que debe mejorar mucho su imagen si quiere competir contra el Real Madrid.

Cuarta vez que el Unicaja y el Baskonia se enfrentaban en la temporada con tres victorias por parte de los vascos. Esta vez el conjunto malagueño recuperaba a Nemanja Nedovic tras tres partidos sin el serbio por lesión, si bien Brooks continuó en Málaga su proceso de rehabilitación para llegar a la Copa. El Unicaja quería olvidar todos los males que había acaecido ante el conjunto de Pedro Martínez, con derrotas ajustadas, y por ello tiró de defensa, el principal arma de los de Plaza, que son el mejor de la Liga Endesa en dicho apartado. Los errores de Waczynski en el tiro eran contrarrestados por los acertados de Milosavljevic, que se tuvo que ir pronto al banquillo por personales (7-5).

La entrada de Salin reactivó el ataque cajista. Si bien el finlandés no es el más fiable de la plantilla malagueña, sí es un microondas al que tener en cuenta. El escolta calentó su muñeca y en un visto y no visto anotó nueve puntos consecutivos ante la mirada inerte de Beaubois, incapaz de pararlo. Los malagueños siguieron apretando atrás, provocando el cortocircuito de una plantilla de gran calidad pero al que no le entraban los tiros.

Plaza, con la baja de Brooks, volvió a tirar del doble poste (Augustine-Shermadini), provocando unos ligeros desajustes ante la mayor velocidad de Shengelia. En contraposición, los malagueños obtenían una ligera ventaja en el rebote, un rebote en el que estuvo especialmente activo Dani Díez (6 rebotes). Los malagueños no querían vivir de nuevo un encuentro marcado por la igualdad, por lo que trató de romper pronto el partido (13-21).

Ante el panorama desolador que se veía en el Buesa Arena, Pedro Martínez apretó a sus hombres en el cambio entre cuartos. El Baskonia del primero no se parecía en casi nada al del segundo, que salió a morder desde el primer segundo. El Unicaja no supo gestionar la presión, con un McCallum que da una de cal y otra de arena, y el cuadro vasco se acercó (19-23).

El encuentro tuvo un invitado inesperado en el segundo periodo. Cuando todos los ojos se centraban en Granger y Shengelia apareció un Pato Garino que aprovechó los minutos para realizar su mejor encuentro con la zamarra blaugrana. El argentino, que ha estado lesionado gran parte del año, supo leer la defensa malagueña y encontrar los huecos que dejaban los trap realizados por los de Plaza, que intentó revitalizar el ataque con Nedovic en sus primeros minutos desde su lesión.

La caraja del Unicaja salió a relucir en el tercer cuarto. Los malagueños no fueron capaces de igualar la intensidad defensiva que desprendió el Baskonia tras el paso por los vestuarios y se vieron muy superados por los de Pedro Martínez. Nadie era capaz de coger el testigo en ataque para los de Plaza, que además veían cómo el balón entraba una y otra vez por dentro de su aro (51-42).

No se puede ganar en una pista como el Buesa Arena sin trabajo y sin esfuerzo, dos palabras que tienen su recompensa especialmente en defensa, como si la huelga ya hubiese empezado. Ahí naufragó el Unicaja, que siguió observando cómo el Baskonia anotaba una y otra vez sin respuesta alguna por parte de los malagueños. Es imperdonable ante un rival directo el tercer cuarto que hicieron los cajistas, impropio de un conjunto que llevaba seis victorias consecutivas y se mantenía en cuarta posición.

El encuentro se finiquitó ahí, con un parcial de 31-13 que terminó por dilapidar cualquier opción de victoria malagueña ante el conjunto baskonista, que se vio crecido ante tal acierto, especialmente de un Johannes Voigtmann al que le entró incluso un triple a tabla. Todo ataque local se convertía en una losa más en la tumba malagueña en Vitoria.

El último cuarto no sirvió más que para refrendar las malas sensaciones que había dejado el partido en la segunda mitad. El Baskonia, con más hambre, quiso ahondar en la herida malagueña ante un rival directo. Plaza rotó a sus hombres pensando ya en la Copa del Rey pero evitando no ser competitivo. El Unicaja pedía a gritos un final de partido que debe hacer reflexionar al conjunto cajista de cara a Gran Canaria.

Ficha técnica

96 Baskonia (13-23-31-29): Granger (7), Beaubois (13), Timma (6), Malmanis (0), Poirier (10) – quinteto inicial – Vildoza (4), Voigtmann (18), Huertas (0), Janning (7), Diop (0), Garino (10), Shengelia (21).

78 Unicaja Baloncesto (21-17-15-25): Díaz (3), Milosavljevic (7), Waczynski (15), Suárez (8), Shermadini (16) – quinteto inicial – Okouo (0), McCallum (6), Salin (10), Díez (0), Nedovic (5), Augustine (8).

Árbitros: Pérez Pérez, Serrano, Padros.

Incidencias: Partido correspondiente a la jornada 20 de la Liga Endesa disputado en el Buesa Arena ante 9.412 espectadores.

CLICK PARA COMENTAR

El Desmarque