Facebook Twitter
El Unicaja vuelve a la Euroliga por la puerta grande

¡Alma de campeón! (68-67)

Escrito por J. García Márquez

Jueves, 12 Octubre 2017 23:00
Reportar vídeo Reportar

        
Pulse para ampliar

Wazcynski, celebrando la victoria.

El Unicaja venció en un frenético partido al Fenerbahce Dogus de Estambul. El conjunto malagueño supo sufrir y aguantar las embestidas del campeón de Europa para llevarse un encuentro (68-67) que no tuvo dueño hasta el último segundo, tras fallar Sloukas un tiro a cinco metros para llevarse el duelo. Los de Plaza se reivindican así ante uno de los grandes del continente en su debut en la nueva Euroliga.

El Martín Carpena se vistió de gala para recibir al campeón continental en una edición no oficial de una Supercopa europea. La grada cajista llenó desde minutos antes del inicio del partido la cancha en una jornada histórica para los malagueños, que veían cómo se producía su vuelta a la Euroliga tras un año sin ella. Desde la presentación hasta el final, la marea verde quiso disfrutar de un gran espectáculo.

Los malagueños comenzaron fuerte el partido, encontrando en la esquina a Waczynski y forzando un 2+1 de Shermadini. Pero el Fenerbahce demostró estar hecho para competir por todo y no se amilanó ni del inicio arrollador de los malagueños ni del ambiente del infierno verde. Jason Thompson, uno de esos jugadores llamados a marcar la diferencia en Europa, sostenía a los otomanos con canastas más allá de la zona.

Un triple de Wanamaker, que estuvo cerca de no fichar por el campeón de Europa, puso a los suyos por primera vez por delante en el encuentro. Con la entrada de Sloukas, Obradovic encontró el cerebro del equipo. El griego, desde su llegada del Olympiakos, ha cogido galones con el técnico serbio y es su prolongación en la cancha. Pese a todo, el Unicaja llegó vivo al final del primer cuarto gracias a un triple de Salin (20-20).

Tras el descanso entre cuarto y cuarto, la luz ofensiva de los malagueños se atascó. El Fenerbahce subió el nivel defensivo y eso lo acusaron los de Plaza. Guduric ejerció de anotador para perfilar un parcial de 0-9 que amenazaba con romper el partido. Pero en un encuentro atascado, siempre aparece la magia de Nova Varos. Cuatro minutos y medio después de la última canasta, Nedovic rompió la tapa que tenía el aro cajista (22-29).

Y a partir de ahí, el show de Musli. El serbio tiene ganas de jugar tras quedarse fuera en la Liga Endesa y aprovechó sus minutos en la primera parte. Sin conseguir parar el ataque turco, pero aguantando las embestidas del Fenerbahce, el mejor pívot de la pasada Eurocup se fue hasta los nueve tantos, haciendo daño en el rebote y percutiendo en el poste bajo. Fue el sostén de Plaza, que lo tiene escondido sólo para la Euroliga.

Sin embargo, de nuevo Sloukas, haciendo daño donde más dolía, no dejaba al Unicaja acercarse. Tuvo que ser de nuevo Musli, con un 2+1 con falta precisamente del griego, el que acortó las diferencias. Los malagueños sobrevivían como podían al temible juego de Obradovic y llegaban con opciones de hacer algo grande en el debut (36-41). No se iba a rendir tan fácil el campeón de la Eurocup, y menos en su casa. Tras un intercambio de golpes en los primeros minutos de la segunda parte. Mientras el Carpena estaba apretando expectante a ver lo que hacía su equipo, Brooks se dedicaba a poner un gran tapón a Datome, con una jugada que concluiría con un triple de Milosavljevic (43-45).

Los colegiados quisieron ser protagonistas también de un encuentro vibrante y pitaron una técnica a Nedovic, tras una posible falta no pitada a favor de los malagueños. Esa jugada acabaría con el Fenerbahce nueve arriba (43-52). Esa técnica sacó del partido al Unicaja, que no terminaba de encontrar la forma de desarbolar la defensa del conjunto otomano. Obradovic, experto en estas lides, se manejaba a su antojo, siempre con Sloukas a los mandos de la nave.

El Unicaja seguía aguantando las embestidas del Fenerbahce, dispuesto a cerrar el encuentro en el tercer cuarto. Los malagueños, como un guerrero siempre dispuesto a levantarse, tiraron de orgullo para no caer derrotado antes de tiempo. Sin acierto desde el triple poco se puede hacer, pero siguieron percutiendo la zona en busca de los puntos que le acercasen en el marcador (50-57).

Y entonces llegó McCallum, y con ello el éxtasis del Martín Carpena. El base norteamericano, al que no se le había visto en toda la temporada, anotó seis puntos consecutivos, lo que unido a los cuatro de Augustine propulsó al Unicaja con un parcial de 10-0 y cogiendo de nuevo las riendas en el marcador (60-57). Fue clave precisamente Augustine con los rebotes ofensivos. El americano consiguió canastas importantes tras rechaces en el propio aro. Además de ser seguro en defensa, el ex del CSKA también lo es en ataque.

Un nuevo parcial de 6-0 por parte de los cajistas puso en el disparadero al Unicaja, que soñaba con conseguir la primera victoria de la temporada en la Euroliga nada menos que contra el campeón. Pero con el 68-60, Obradovic supo parar el partido y tranquilizar a su equipo, que rápidamente se metió de nuevo en el encuentro a poco más de un minuto para el término. El Unicaja dispuso de dos oportunidades para cerrar definitivamente, pero erró ambas ocasiones, dejando a los turcos la oportunidad de acercarse más con una canasta de Sloukas (68-67) a falta de 33 segundos. El resto es ya historia.

Ficha técnica
68 Unicaja Baloncesto (20-16-14-18): McCallum (6), Nedovic (8), Waczynski (8), Suárez (2), Shermadini (12) – quinteto inicial- Díaz (0), Salin (4), Milosavljevic (8), Brooks (5), Augustine (6), Musli (9).

67 Fenerbahce Dogus Estambul (20-21-16-10): Wanamaker (6), Nunnally (5), Datome (13), Vesely (12), Thompson (6) – quinteto inicial- Melli (0), Mahmutoglu (0), Sloukas (15), Guduric (5), Guler (3), Duverioglu (2).

Árbitros: Christodolou (GRE), Belosevic (SRB), Peerandi (EST).

Incidencias: Partido correspondiente a la jornada 1 de la Euroliga disputado en el Palacio de los Deportes José María Martín Carpena ante 8.267 espectadores.

01 CLICK PARA RESPONDER

El Desmarque