Facebook Twitter
Rosales, en el Real Sociedad-Málaga.

Rosales, en el Real Sociedad-Málaga.

Hay partidos paralelos que se juegan durante los mismos partidos. Situaciones que son relevantes con vistas al futuro próximo más allá del incuestionable valor de los puntos. En el Real Sociedad-Málaga, algunos hombres fundamentales para Míchel debían resistir la exigencia del envite sin perder de vista que una tarjeta les mandaría al limbo ante el Betis. Pero el duelo fue de guante blanco y Del Cerro Grande gestionó las amarillas de manera 'reservona'. El cuarto punto de Anoeta tiene nombres y apellidos.

Facebook Twitter 24
Adrián, en un entrenamiento.

Adrián, en un entrenamiento.

Adrián González ha pasado de ser discutido, con pitos y amago de algo más en La Rosaleda, a convertirse en indispensable en la posición de mediocentro poco después. El Málaga tenía un agujero ahí y ocupa la posición probablemente con mejor rendimiento de cualquier otro compañero que haya jugado ahí.

Recio, chutando el penalti al Celta.

Recio, chutando el penalti al Celta.

En el Málaga los lanzamientos desde el punto de penalti tiene dueño. O dueños. Aunque muchos quieran el balón, si en el campo están Recio y Adrián, uno de los dos lo ejecutará. La lástima es que no han tenido muchas ocasiones para mostrar sus capacidades. Sólo uno en Liga, el que a la postre sería el gol del triunfo ante el Celta y que marcó el capitán.

Adrián, en el Málaga-Levante.

Adrián, en el Málaga-Levante.

Rosales y Adrián, Adrián y Rosales. Dos de los hombres más importantes de este Málaga sigue esquivando el descanso forzado. Tanto el defensa como el centrocampista llevan acumuladas cuatro amarillas, lo que les sitúa al borde de la suspensión. Pero el ciclo sigue sin alcanzarse todavía. Ambos fueron capaces de jugar el partido completo contra el Levante sin ver tarjeta.

Recio, en el lluvioso entreno de hoy (Foto: www.malagacf.com).

Recio, en el lluvioso entreno de hoy (Foto: www.malagacf.com).

El día después de la eliminación copera estuvo pasado por agua en el estadio de atletismo Ciudad de Málaga. Pero el equipo blanquiazul no tiene tiempo para lamentos porque el viernes está ya aquí, con el Levante acechando. Al menos se amanece con una gran noticia, Recio se entrena con el grupo (reducido este miércoles atípico). Luego hay un rosario de pequeños percances que habrá que repasar.

Adrián repite en el once.

Adrián repite en el once.

Míchel fue claro en la previa del partido ante el Numancia cuando le preguntaron por el once. Haremos un equipo con lo que podamos, vino a decir el entrenador del Málaga, que sabe que el partido de verdad importante es el del viernes ante el Levante. Por eso, el equipo inicial de Copa es mirando al de Liga, con sólo Luis HernándezAdrián como titulares en el Bernabéu el sábado y esta tarde-noche contra el Numancia. 

Adrián González, en un entrenamiento.

Adrián González, en un entrenamiento.

Con el paso de las jornadas se van acumulando lesiones y fatiga, pero también otros aspectos que tarde o temprano condicionan el trabajo. Hablamos de las tarjetas amarillas, que lejos de importar mucho como cómputo global, su suma individual deja tocado al grupo en ciertos partidos. No será el caso del Málaga contra el Levante, pero en el siguiente no se sabe. Porque ya tiene varios apercibidos de suspensión.

El Desmarque