Facebook Twitter

La Copa del Rey es una ilusión cuando todo te va bien. O, al menos, cuando no te va mal. Pero en este plano en el que se encuentra el Málaga, suena más a estorbo que a regalo. Es algo que ha venido sucediendo en las últimas ediciones. Siempre le pilla en mitad de una crisis de juego o resultados. Pero es lo que hay y lamentarse no sirve. Este martes llega el Numancia y el equipo de Míchel tiene que sacar toda la dignidad posible.

Husillos, charlando con el delegado Josemi.

Husillos, charlando con el delegado Josemi.

El Málaga se encuentra ante una de las grandes decisiones de la planificación del curso actual. La grave lesión de Juankar permitirá tener un comodín para fichar a un jugador de LaLiga, pero la escasez de efectivos interesantes para el lateral izquierdo en el acotado mercado abre las miras de la dirección deportiva del club, que podría atender a otras prioridades no menos importantes y adelantarse de paso a otros clubes antes de que se inicie el mercado de invierno en posiciones tan necesarias como la de pivote defensivo o central.

Míchel, este lunes en rueda de prensa (Foto:www.malagacf.com).

Míchel, este lunes en rueda de prensa (Foto:www.malagacf.com).

Míchel no quiere tirar la Copa. El 1-0 de la ida es un resultado remontable y el entrenador del Málaga cree que el equipo tiene suficientes recursos para dar la vuelta al marcador. Hará cambios, pero no todos los que tenía en mente por las lesiones. Y será una oportunidad para que los menos habituales se ganen el puesto o al menos entren en la rueda.

Míchel y Valverde, durante el último Barça-Málaga.

Míchel y Valverde, durante el último Barça-Málaga.

El Valencia-Barcelona de este domingo quedará en la memoria por ese no gol de Messi que atravesó claramente la línea de meta. El linier de Iglesias Villanueva no estaba bien colocado y no concedió el tanto para enfado del conjunto azulgrana, que no se lo creía. Sin embargo, tras el partido, Ernesto Valverde no quiso hacer más sangre. Dijo no entender como no habían dado gol ni como estas cosas pueden seguir pasando, pero también recordó una acción parecida que favoreció a su equipo frente al Málaga, aquel gol de Alcácer que abrió el marcador en el minuto 2 tras una jugada de Digne en la que el balón salió por la línea de fondo claramente.

Míchel y Husillos, conversan en un entrenamiento.

Míchel y Husillos, conversan en un entrenamiento.

El Málaga tiene ante sí un dilema importante, fichar o no fichar a un lateral izquierdo para paliar las bajas de los tres futbolistas que pueden ocupar esa demarcación en el primer equipo. Miguel TorresRicca pueden estar para primeros de año, pero antes hay cuatro partidos de Liga en los que el equipo blanquiazul se va a jugar más que la vida antes de las vacaciones de Navidad.

Míchel, en el Bernabéu.

Míchel, en el Bernabéu.

Entrenador y jugadores coinciden en la agridulce sensación que deja la derrota ante el Real Madrid. El Málaga plantó cara a los blancos y los puso contra las cuerdas, pero se vuelve de vacío y tiene poco que celebrar. Así lo vio Míchel: "Estamos descontentos con la clasificación que es tortuosa, pero no por lo que estamos ofreciendo. El equipo está cada vez mejor. En casi todos los partidos hemos tenido oportunidades para hacer algo más".

Diego saluda a Vallejo antes del partido.

Diego saluda a Vallejo antes del partido.

Ya hay once del Málaga para medirse al Real Madrid este sábado. La principal novedad en la alineación de Míchel es la entrada de Diego González, que acompañará a Luis Hernández en el dentro de la zaga en detrimento de Paul Baysse, que se queda en el banquillo. El otro cambio con respecto al partido frente al Dépor es la vuelta de Recio, que regresa al once tras cumplir sanación y ocupa el lugar de Rolón.

El Desmarque