Facebook Twitter
Míchel, a su salida del Ciudad de Málaga.

Míchel, a su salida del Ciudad de Málaga.

Míchel y sus futbolistas han vivido un regreso a los entrenamientos en medio de un ambiente tenso y algo crispado. De hecho, ha sido necesaria la presencia de más de una decena de agentes de la Policía Nacional a la finalización del mismo para garantizar una salida de jugadores y técnicos sin incidentes. Algo menos de un centenar de seguidores malaguistas se han congregado en el estadio Ciudad de Málaga y han mostrado su malestar por la crisis deportiva del equipo. Míchel, los jugadores y el jeque han sido el objetivo de las iras de estos seguidores.

Adrián, hablando con varios aficionados.

Adrián, hablando con varios aficionados.

El Málaga volvía a los entrenamientos este jueves tras el parón invernal y alrededor de cien aficionados se dieron cita en el Ciudad de Málaga para protestar por la gravísima situación deportiva del equipo. En torno a las 17:00 horas de la tarde, decenas de malaguistas acudieron al Estadio de Atletismo cargaron contra Míchel, Al-Thani y los jugadores. 

Míchel, durante el Levante-Málaga.

Míchel, durante el Levante-Málaga.

El malaguismo, o al menos el que aprovecha todos los canales de comunicación que ofrece ElDesmarque, está harto de la situación del equipo y pide cambios. La afición no quiere culpables, quiere soluciones. Las derrotas ante el Betis y el Alavés han dejado al Málaga en el abismo y a Míchel en el centro de la diana. De hecho, el 80,5% de los lectores que han participado en la encuesta lanzada por este medio cree que el entrenador blanquiazul debe dimitir. 

Mario Husillos, en un entrenamiento del Málaga.

Mario Husillos, en un entrenamiento del Málaga.

Existe la convicción en el seno de Martiricos de que nada le hace más falta al equipo que un delantero que garantice el gol que no han logrado asegurar los cuatro que actualmente tiene en nómina. Y los esfuerzos van a encaminados en ese sentido. Contrasta esta opinión con el diagnóstico que se hacía semanas atrás.

Al-Thani y Míchel, en un entrenamiento.

Al-Thani y Míchel, en un entrenamiento.

El jeque Al-Thani rompió su silencio este domingo para desear unas Felices Fiestas a los cristianos y en especial a los malaguistas. El presidente del Málaga tiró de redes sociales tras estar muchos días sin pronunciarse sobre la actualidad blanquiazul y felicitó la Navidad con un mensaje y una foto con protagonismo para Málaga. Antes de eso, el jeque accedió a responder a un par de las numerosas menciones en las que los aficionados le piden que haga algo para que el equipo y mejore y respondió lo siguiente: "No os preocupéis, Míchel y los jugadores volverán más fuertes". 

Facebook Twitter 139
Míchel, en un entrenamiento reciente.

Míchel, en un entrenamiento reciente.

El Málaga de Míchel se hunde. 11 puntos de 51 posibles, vicecolista junto a Las Palmas y con sensaciones de equipo moribundo. El malaguismo apunta ya hacia al banquillo y los números del entrenador madrileño lo justifican. A día de hoy, Míchel es uno de los peores entrenadores de la historia del club. De hecho, es el que mayor porcentaje de derrotas tiene (55%) si contamos a los técnicos que han dirigido un mínimo de 20 partidos, un dato apuntado por Fran Martínez (@LaLigaenDirecto). 

Husillos, en la presentación de Iturra.

Husillos, en la presentación de Iturra.

Mario Armando Husillos no quiso hablar de asuntos que no estuviesen directamente relacionados con Manuel Iturra en el día de su presentación. Pero hubo preguntas a pesar de todo acerca del futuro del entrenador que no pudo evitar el director deportivo del Málaga. Y cuando se le cuestionó acerca de si Míchel seguirá en el banquillo cuando llegue la jornada 18, fue tajante: "Sí". Fuerte, seco, seguro.

Facebook Twitter 125
Míchel y Abelardo se saludan.

Míchel y Abelardo se saludan.

El malaguismo está harto, o al menos el malaguismo activo en las redes sociales. Twitter y Facebook y todos los canales de comunicación que ofrece ElDesmarque con sus lectores (Whatsapp, comentarios en las noticias y encuesta), son un clamor en contra del entrenador del Málaga tras el nuevo desastre de esta noche en Vitoria. El equipo blanquiazul volvió a caer ofreciendo una pésima imagen y se hunde en la tabla a costa de un Alavés que toma aire.

Facebook Twitter 33
Míchel, durante el partido.

Míchel, durante el partido.

El Málaga de Míchel se hunde. La derrota en Mendizorroza ante el Alavés es un golpe muy duro que vuelve a poner al técnico contra las cuerdas, pero el madrileño insiste en que no piensa abandonar su puesto: "No estoy aquí para dimitir ni para marcharme en este momento. Es posible que siempre se considere al entrenador el culpable, pero esa responsabilidad no me compete a mí".

El Desmarque