Facebook Twitter
Rosales, con Míchel en Butarque.

Rosales, con Míchel en Butarque.

El Málaga vio dos tarjetas amarillas en Butarque. Y ambas han tenido carácter lesivo. Una acarrea la sanción de Charles, que no podrá jugar este sábado ante el Atlético de Madrid por acumulación de amonestaciones. La otra pone a Roberto Rosales al borde del castigo. El venezolano, adalid de la regularidad por motivos físicos y disciplinarios, está a una amarilla de tener que perderse un encuentro. La pregunta es: ¿Cuál será mejor para hacerlo, uno ante un grande en casa, o mejor uno de fuera ante rivales directos?

Keko, en un entrenamiento reciente.

Keko, en un entrenamiento reciente.

Fue el fichaje más caro del pasado verano, y al igual que la gran mayoría de los refuerzos que llegaron al Málaga, sus prestaciones están por debajo de lo esperado. Así lo reconoce el propio Keko, un jugador que habla claro pese a que a veces le cueste algún 'tirón de orejas'. Hace unos días decía que el equipo tenía "miedo a perder", aunque en una entrevista para La Opinión de Málaga ha matizado sus palabras: "No sé si encontré las palabras adecuadas o si fue una equivocación llamarlo miedo en lugar de ansiedad por ganar".

Keko, esta mañana en el Ciudad de Málaga.

Keko, esta mañana en el Ciudad de Málaga.

Más que interesante y elocuente la rueda de prensa de Keko en el Ciudad de Málaga. El extremo derecho blanquiazul ha dibujado con palabras lo que todo el mundo que sigue al Málaga lleva viendo durante los últimos partidos, ansiedad y miedo: “Ninguno nos esperábamos estar en el grupo de abajo. Ahora mismo tenemos miedo a perder, no tenemos la soltura de tener 45 puntos o de luchar por otro tipo de cosas o con otra seguridad, aunque a Leganés fuimos a ganar”.

Juankar y Keko, dos de los apercibidos.

Juankar y Keko, dos de los apercibidos.

Hasta siete futbolistas del Málaga están al borde de la suspensión. Juankar, Ricca, Villanueva, Recio, Ontiveros, Keko y Charles se encuentran a una sola amonestación de cumplir ciclo y perderse un partido por sanción. Con lo que hay en juego en este tramo final de Liga, los jugadores blanquiazules deberán extremar las precauciones para no dejar a Míchel en cuadro en algunos de los partidos venideros.

Facebook Twitter 10
Keko, en la primera parte.

Keko, en la primera parte.

Míchel no tuvo reparos en mover el equipo al descanso. El Málaga decepcionó en su puesta en escena ante el Alavés y uno de los jugadores más desafortunados fue Keko. Al madrileño no le salió nada, no dio una a derechas e incluso se escucharon murmullos en sus últimas acciones antes del descanso. Míchel se desesperaba en el banquillo y no dudó en dejarlo en la caseta tras la primera mitad.

Keko y Jony, durante su presentación.

Keko y Jony, durante su presentación.

Míchel tiene por delante un buen número de pequeños objetivos que deben sumarse entre sí para relanzar al Málaga y devolver al equipo al nivel que merece por potencial deportivo y presupuesto. Uno de los retos que tiene ante sí el nuevo entrenador del Málaga es recuperar para la causa a Keko y Jony. Lograr la mejor versión de los dos extremos es prioritario para que el Málaga suba enteros.

Facebook Twitter 153
Keko, conduciendo el balón.

Keko, conduciendo el balón.

Una vez más, y van varias esta temporada, los aficionados del Málaga se fueron desilusionados para casa. El duelo ante el Betis era una gran oportunidad para recuperar sensaciones tras el varapalo de Éibar, pero los verdiblancos asaltaron La Rosaleda y se llevaron los tres puntos. La afición mostró su desencanto en varios momentos del partido, pero lo que menos gustó a los malaguistas fue el cambio de Keko. 

Keko, esta mañana subiéndose al avión (Foto: www.malagacf.com).

Keko, esta mañana subiéndose al avión (Foto: www.malagacf.com).

En la vida de Keko Gontán hay un antes y después de llegar al Éibar. Tuvo una mala experiencia en Italia, pero regresó a España de la mano del Albacete. Un buen papel en Segunda le llevó al conjunto armero. El curso pasado explotó y se convirtió en uno de los jugadores más interesantes del mercado. El Málaga entró en la puja por él. Y no fue sencillo, puesto que costó cinco millones de euros firmarle.

Facebook Twitter 12
Keko, en una acción del encuentro.

Keko, en una acción del encuentro.

Tras varios meses en el dique seco por una lesión que se alargó mucho más de lo esperado, Keko empieza a sentirse importante y a disfrutar del fútbol con la elástica del Málaga. El extremo fue un puñal por la derecha ante Las Palmas y la afición blanquiazul tuvo pocas dudas para elegirlo MVP del encuentro. El madrileño agradeció el apoyo de La Rosaleda y habló para los medios oficiales del club sobre la gran noche vivida en Martiricos: "Estamos contentísimos porque lo merecíamos desde hace varias semanas. Este equipo tiene mucho corazón y mucha personalidad".

Facebook Twitter 154
El Desmarque