Facebook Twitter
Mosaico con las imágenes del verano.

Mosaico con las imágenes del verano.

Se acabó el mercado de fichajes para el Málaga. Han sido meses de máximo ajetreo en los despachos de La Rosaleda. Sinsabores y alegrías. "Un verano que iba a poner a prueba nuestra paciencia", preveía Francesc Arnau en los albores. No ha sido para menos. Porque en Martiricos ha pasado de todo, con retiradas, marchas de jugadores claves, llegadas, culebrones, fracturas, dardos envenenados, fichajes, cesiones y un sinfín de operaciones que dejan la plantilla como ya saben. Pero en esta ventana no hacemos balances deportivos ni económicos, sino un resumen gráfico con las que, a nuestro juicio, son las imágenes del verano y sus historias. Las hemos dejado en doce. ¿Están de acuerdo? 

18 jugadores que han salido del Málaga.

18 jugadores que han salido del Málaga.

El Málaga ha cambiado su fisionomía y de qué manera. 18 caras menos son las que tiene el equipo sumando diferentes situaciones. Traspasos, pagos de cláusulas, cesiones que se terminan, cedidos que se liberan, jugadores prestados, los que terminaron contrato, retiradas de mitos... De Camacho a Ochoa, de Horta a Sandro, de Weligton a Charles.

Facebook Twitter 18
Kameni se lamenta tras recibir un tanto.

Kameni se lamenta tras recibir un tanto.

No le van del todo bien las cosas a Kameni en Turquía, al menos en el plano deportivo. El Fenerbahce cayó este jueves en la previa de la Europa League estrepitosamente ante el Vardar macedonio, y el camerunés es uno de los grandes señalados por el fracaso del cuadro otomano, que se queda sin jugar competición europea esta temporada.

Kameni, en un entrenamiento.

Kameni, en un entrenamiento.

Kameni ya es historia del Málaga, pero el portero camerunés no está nada conforme con como se ha dado su salida del conjunto blanquiazul. El meta carga contra Míchel en una entrevista a Mundo Deportivo que no tiene desperdicio: "Un día me vino el director deportivo y me dijo que Michel prefería a otro portero y que si seguía en el Málaga no iba a jugar. Me quedé de piedra. Pero lo que más me dolió fue que el míster no se atreviera a decírmelo a la cara".

El Desmarque