Facebook Twitter
Patrocinado por:
El campeón de Wimbledon junior habla

Davidovich: "Soy malagueño y español puro y duro"

Escrito por ElDesmarque

Domingo, 16 Julio 2017 19:32
Facebook Twitter 33
Reportar vídeo Reportar

1       
Pulse para ampliar

Alejandro Davidovich celebra un punto.

Alejandro Davidovich Fokina tiene apellidos y sangre rusa, de allí son sus padres. Pero el campeón de Wimbledon junior es malagueño, de La Cala del Moral, y español. Así se define el tenista de 18 años que este domingo ha sobrepasado la frontera del especialista en tenis hacia el gran público. Ha ganado el torneo junior de Wimbledon tras seis partidos en los que no cedió ningún set.

"Todo el mundo que me ve por la calle y no me conoce en Málaga me habla en inglés, pero yo soy español. Mis padres son rusos, pero nací en Málaga y yo soy malagueño y español puro y duro", decía con inequívoco acento andaluz Davidovich en declaraciones a Movistar después de ganar el torneo junior de Wimbledon:  "Estoy en shock por haberlo ganado. Estoy muy feliz, muy contento de que todo el trabajo que llevamos encima salga para ganar esto. De ver a tanta gente en el estadio como si estuviera jugando el grande. Te come la pista, pero lo he asumido bien y he estado muy cómodo".

"Nos esperábamos no ganar, pero sí hacer un buen torneo, venía muy cómodo jugando en hierba y con confianza de otros torneos. Entrenamos dos días antes de venir aquí en hierba y me sentí cómodo", explicaba sobre las expectativas Davidovich, que definía su juego: "A mí me gusta mucho atacar y soy agresivo, pero me gusta y disfruto también cuando toca remar y defender. Me gusta acabar en la red. Estoy trabajando con el psicólogo, antes era muy flojo de cabeza, pero trabajamos duro y cada vez estamos mejor".

"Me reflejo ahora en Djokovic, pero ahora Federer está on fire. Hay que verle y admirarle. Ganar a la vez con Federer, que también ganó en su día el torneo junior, es  grande. Quiero hablar con él, intercambiar algunas palabras de él en la cena de campeones", decía atrevido el malagueño, que se reía bastante cuando se le preguntaba si estaba preparado para el baile de campeones: "No me pongáis a bailar, sería muy gracioso".

CLICK PARA COMENTAR
Artículos Relacionados

El Desmarque