Facebook Twitter
Duda, toda una vida ligada al Málaga

... Y aquella perla portuguesa se hizo leyenda

Escrito por D. Marín

Viernes, 19 Mayo 2017 13:45
Facebook Twitter 202
Reportar vídeo Reportar

1       
Pulse para ampliar

Duda, a la derecha, en sus primeras carreras con el Málaga.

Aún sobreviven en las retinas de quien les escribe las dos primeras imágenes en las que Duda y el Málaga compartieron espacios concéntricos. Una fue en la prensa, en el Diario Sur. “El Málaga ficha a Duda, la perla portuguesa”. El titular, recurrente, entraba por el ojo. Duda tenía nombre de jugador de fútbol sala y un talento presupuesto interesante, según se leía en el artículo. El club se hacía con una promesa lusa que deslumbraba en el Europeo sub 18 de Suecia. Así que todo sonaba de maravilla. La segunda imagen fue después de su cesión al Cádiz, en vivo, en la antigua grada de Tribuna de La Rosaleda. Ahí estaba él, sí, era el tal Duda, jovencísimo, un niño, acompañado por Arancha, su gaditana, y un carrito en el que descansaba su hija pequeña, que ahora es la mayor de las cuatro, Paula. Era verano de 2001. Sergio Paulo Barbosa Valente, Duda, tenía 21 años recién cumplidos y un precioso porvenir malagueño y malaguista por delante. Ahora, a punto de cumplir 37, pone un punto y seguido.

Claro que los inicios no fueron fáciles. ¿Quién dijo alguna vez que lo fueran? El Málaga era un equipo muy sólido, de vieja guardia y entrenador veterano, Don Joaquín Peiró. Duda debutó, y marcó, pero se fue a hacer la mili al Levante. Vino más curtido y se topó con el entrenador que empezó a exprimir el fútbol que llevaba en la sangre: Juande Ramos. Juande recolocó a Duda de lateral izquierdo y fue una de las banderas de un gran año. Aquel fino portugués de cerrado acento luso-gaditano-boquerón se puso en la órbita del fútbol. Jugó 35 partidos en la 2003-2004, los mismos que en la siguiente. Y muchos pases, muchos goles y muchas experiencias. Duda caló.

Su nombre empezó a escribirse en las agendas de los mejores deportivos de España y Portigal, y Duda vivió entonces la que tal vez fue la peor experiencia de su carrera profesional y sobre la que es mejor pasar de puntillas. El caso es que en el epílogo de su primera etapa en La Rosaleda Duda estuvo apartado, luego renació y luego se marchó libre. Agua pasada no mueve molinos. El destino le tenía preparada una segunda oportunidad en su sitio, que no es otro que el Málaga. Fernando Sanz lo trajo de vuelta en su remozado proyecto de élite con el bueno de Antonio Tapia. Duda vino más baqueteado, sin haber perdido una sola gota de talento y con una pierna izquierda dispuesta a hacer historia y a echar raíces hasta los restos. Y, qué quieren que les diga, ambas cosas sucedieron.

Duda se hizo mayor con el Málaga, se convirtió en el ídolo de la grada con una conexión especial con el Frente Boquerón, y fue actor principal de la mayor etapa de estabilidad del club en Primera División. Su calidad depurada resolvió partidos imposibles, sus pases escondidos nos hicieron llorar de la alegría y sus goles nos dieron en algunos casos objetivos cumplidos y muchos besos al escudo. No, no hubo títulos, pero sí éxtasis, partidos de Champions y permanencias, que son nuestro mejor palmarés y a mucha honra. Ese gol al Madrid forma ya parte de la leyenda, o el doblete al Anderlecht, o el gol olímpico en San Mamés. Duda fue el tutor de un grupo de niños, el capitán de decenas de jugadores, el jugador clave de todos los entrenadores que fueron viniendo antes y después del aterrizaje del jeque Al-Thani. Ese futbolista amigo del balón, con pies de hielo. El líder de la manada, el jefe del vestuario, el del brazalete vitalicio.

Y así fueron amaneciendo y atardeciendo temporadas. Esperando a que siguieran pasando cosas y viendo que al final lo que estaba pasando era la vida. Inexorable. El físico no le perdonó con el avance de los años, pero la calidad nunca le abandonó, esa no se arruga con los ciclos. Levante o Athletic fueron algunas de sus últimas epopeyas, desde hoy parte importante de un libro de leyendas que ve escribir su última página. Gracias, Duda. Siempre serás nuestro eterno 17.

Capitán+Guante=Duda

En la imagen, Duda lanzando una falta ante el Betis con un jovencísimo Isco de fondo mirando y aprendiendo de un maestro.

CLICK PARA COMENTAR

Agenda del día Málaga

Próximo entrenamiento

Tendrá lugar el Por determinar a las Por determinar en Por determinar

Observaciones: Por determinar

Parte médico

  • Rosales

    Afectado por Lesión muscular en el recto anterior del abdomen

    Alta prevista: Por determinar

  • Koné

    Afectado por Intervención quirúrgica en el tendón de Aquiles de su pie derecha

    Alta prevista: Por determinar

  • Kuzmanovic

    Afectado por Intervención quirúrgica por rotura degenerativa parcial en el tendón de Aquiles derecho

    Alta prevista: Por determinar

  • Juanpi

    Afectado por Intervenido de una osteopatía dinámica de pubis

    Alta prevista: Por determinar

Así vamos...
Primera División PT PJ
9 Alavés Alavés 55 38
10 Eibar Eibar 54 38
11 Málaga Málaga 46 38
12 Valencia Valencia 46 38
13 Celta Celta 45 38
El Desmarque