Facebook Twitter
Hecho insólito en el fútbol base malagueño

Se suspende un partido en Guadalmar por una plaga de mosquitos

Escrito por D.M.

Martes, 18 Abril 2017 22:12
Así terminó el árbitro el partido al descanso.
Así terminó el árbitro el partido al descanso.

Un partido atrasado de la categoría cuarta cadete que se disputaba esta tarde entre el CD Guadalmar y el CD El Palo ha tenido que ser suspendido al descanso por un hecho inaudito, una plaga de mosquitos que invadió el campo donde se disputaba el encuentro, que marchaba 1-0 para el equipo local en su ecuador.

La decisión se tomó en consenso una vez que el árbitro pitó el final de la primera parte dada la imposibilidad de disputarse el encuentro con una mínima normalidad. Los últimos diez minutos de la primera mitad no se pudieron jugar apenas al estar los futbolistas más pendientes de no sufrir picaduras que del partido en sí. Uno de los jugadores de El Palo, alérgico a estos insectos, propició que el entrenador visitante propusiera suspender el partido, una decisión que respaldaron los padres de los jugadores y el propio árbitro, que acabó su trabajo como ven en la foto que se adjunta en esta información, comido por los mosquitos.

“Esto para nosotros es casi normal todas las tardes, pero entrenando en otro asunto. Al producirse hoy en mitad de un partido los jugadores no estaban pendientes del balón y los padres pusieron el grito en el cielo”, señaló a ElDesmarque el delegado del CD Guadalmar, José Miguel Martín.

Este hecho se produce en medio de un malestar latente entre los vecinos de Guadalmar, que el próximo sábado tienen previsto manifestarse para protestar por la plaga de insectos que afecta, no sólo al campo de fútbol (que carece de riego y que los atrae al encender los focos), sino también a un colegio cercano. Las causas se atribuyen a la proximidad del río Guadalhorce y a la desatención que sufre la zona.

01 CLICK PARA RESPONDER
El Desmarque